¡Vivan las comuniones con fotomatón!

¡Vivan las comuniones con fotomatón!

Mayo, además del mes de las flores, es el mes de las comuniones. Elevadas casi a la categoría de bodas, estas celebraciones se han convertido en eventos sociales en toda regla en los que comienza a ser frecuente que haya un fotomatón para que los asistentes puedan inmortalizar su asistencia. Si quieres que la comunión de tu hijo, hija, sobrino o sobrina sea una auténtica fiesta, ¡apuesta por alquilar un fotomatón y la diversión estará asegurada!

Todos recordamos la sesión de fotos a la que fuimos “sometidos” con motivo de nuestra primera comunión. Tanto en la Iglesia como en el estudio del fotógrafo contratado, fueron muchas las instantáneas para las que tuvimos que posar con nuestra mejor sonrisa. ¿No crees que después de este esfuerzo un niño se merece unas fotos en las que se muestre tal y como? Y para esto están nuestros fotomatones.

Alquilar un fotomatón para el banquete de la primera comunión resulta muy divertido para todos los miembros de la familia. Por un lado, el homenajeado que comulga y sus familiares más pequeños, lo disfrutarán con entusiasmo, probándose todos y cada uno de los complementos y disfraces que acompañan este servicio.

Y para los mayores, las fotos que se saquen en el fotomatón suponen un toque desenfado tras las encorsetadas fotografías que habrán hecho, posando junto al niño o niña que comulgaba por primera vez. En definitiva, se trata de conseguir un punto de diversión y atrevimiento mientras se obtiene un recuerdo inolvidable de una fecha tan especial para todos. Además, esas fotografías pueden ser repartidas por la familia y entregadas a los diferentes asistentes para que se lleven un recuerdo de ese día.

Recuerda que si estás pensando alquilar un fotomatón para la fiesta de comunión de tu hijo o hija, con Tele fotomatón no tendrás que preocuparte de nada ya que en todo momento, habrá una persona supervisando su manejo. Además, se pueden contratar las horas que te parezcan convenientes, de tal forma que si prefieres esperar al final del banquete para comenzar este servicio, no tienes más que decírnoslo y acudiremos las horas acordadas.

¡Confía en nuestra experiencia, te aseguramos una primera comunión única y especial para toda la familia!